Historia de la FAMB

La Fundación Arturo Merino Benítez (FAMB) es una organización educacional, sin fines de lucro, que actualmente administra y es sostenedora de los colegios Tantauco El Bosque y Nuestra Señora de Loreto.

De igual modo, la Fundación Arturo Merino Benítez, promueve la formación integral de sus estudiantes, enfocada en el desarrollo de competencias académicas y valores cristianos que hagan de ellos y ellas buenos ciudadanos y mejores aún personas.

La FAMB fue creada en el año 1993 con “la idea de entregar al personal de la Fuerza Aérea de Chile, en especial a sus hijos, mejores condiciones de vida en materias como la educación, la salud y la cultura. Sin embargo, con el paso de los años, abrió sus puertas también a niños y niñas, hijos de civiles, que compartieran los valores y principios que rigen a la institución castrense”.

Hoy nuestros colegios Tantauco El Bosque y Nuestra Señora de Loreto son conocidos por la sólida formación valórica que entregan a los estudiantes; la calidez, pericia y buen trato de sus docentes, todos profesionales y la mayoría con estudios de postítulo o magíster; y un sano ambiente de respeto, que permite la construcción de una comunidad educativa, conectada y vinculada.

El nombre de “Fundación Arturo Merino Benítez” se otorga en honor al ilustre pionero y precursor de nuestra aviación militar, el comodoro Arturo Merino Benítez.

En la actualidad, el gerente general de la Fundación Arturo Merino Benítez es el Sr. Leopoldo Moya Navarro, quien actúa como sostenedor y único responsable de los establecimientos educacionales Tantauco El Bosque y Nuestra Señora de Loreto.

Educar con integridad y formar con calidez

Para la Fundación Arturo Merino Benítez es prioridad que sus estudiantes se formen con valores cristianos, calidad y excelencia académica. Disciplina y perseverancia en los desafíos, sin olvidar la calidez y la comprensión de sus autoridades y/o profesores.

Entendemos que el proceso educativo requiere del compromiso de todos los miembros de una familia y por eso fomentamos la creación de una comunidad en permanente interacción y comunicación, que otorgue ayuda e identidad tanto a los estudiantes, los padres y/o apoderados, el cuerpo docente, los ex alumnos y las autoridades de los colegios.

Nuestra misión es lograr que los estudiantes de nuestros establecimientos educacionales reciban una educación íntegra, de excelencia, enfocada en valores patrios y cristianos, que les permitan conseguir el proyecto de vida que ellos o ellas anhelan y en su camino lo hagan con la felicidad y la alegría que todo niño o niña merece.